Si no vives apasionado por Cristo,
es que aún no le conoces.

Lo primero que Jesús enseñó era que teníamos que cambiar nuestra manera de pensar para poder responder al acercamiento que Dios estaba haciendo al manifestarse en carne, como hombre, en Cristo Jesús.

Este sitio existe para que al que le sea dado venir a Cristo, venga.

APOCALIPSIS 22.17
“Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.”